Haime Thomás: el hijo de un militar convertido en un influyente caballero de Santiago

El prestigio en los medios, entiende, «no es cuestión de tener multitudes, sino de estar presente»

María Tejada Lorenzo
Santiago de los Caballeros, RD

Cuando joven, Haime Thomás Frías Carela se la pasaba viajando de un sitio a otro porque su padrastro era militar. Con tres meses de edad se mudó a Santo Domingo, donde vivió siete años, después de allí fue a El Seibo y a otras provincias, hasta llegar a Santiago de los Caballeros en 1969, lugar desde donde se convirtió en una de las figuras de los medios de comunicación de mayor connotación en el Cibao y el país durante más de tres décadas.

En la década de los 70, cuando recién llegó a Santiago, inició a trabajar en la radio gracias a un cuñado que lo colocó en un programa y hasta el sol de hoy los medios de comunicación han sido su zapata de vida.

Aunque en los años 70 y mediados de los 80 ya estaba involucrado en la radio, fue hasta el 1986 cuando ingresó formalmente a la televisión, específicamente en el canal 7 Cibao, que en ese entonces transmitía los Juegos Centroamericanos y del Caribe, celebrados en Santiago de los Caballeros.

Desde ese momento se estableció permanentemente en esta ciudad, conoció muchas personas, y reside en esta localidad a pesar de que “nada ha sido fácil”.

“Yo siempre he sido muy Haime Thomas, muy independiente. Esa es mi filosofía de vida. No pensé que llegaría tan lejos, mi único objetivo ha sido mi deseo de superación”, apuntó el comunicador.

De igual forma, expresó que no cambiará su estilo y personalidad por el simple hecho de llegar a otras clases sociales.

“Estoy inmerso en los cambios sociales que se producen, pero sin perder mi personalidad. No haré un trabajo ‘chabacano’ para llegarle a la mayoría. La gente conoce mi forma y quisieran imitarme. He aprendido a presentarme y comportarme tal cual”, dijo con énfasis.

También agregó que “probablemente” es el único comunicador que ha logrado tener empatía en todas las clases sociales, pues señala que de cualquier ser humano se aprende y ese es un pensamiento que “mantiene y mantendrá vivo”.

Haime Thomás está convencido de que lo más importante es la reputación y la credibilidad, por lo que destaca que se ha “esmerado” en trabajar para seguir manteniéndola como lo ha hecho por tantos años.

“No digo que soy serio pero creo que no he hecho nada incorrecto. Tener un nombre de respeto para mí es fundamental y me he preocupado por eso”, afirmó.

Asimismo, consideró que parte de su vigencia pese al tiempo transcurrido es el hecho de buscar siempre lo novedoso y estudiar el comportamiento de las audiencias, en todas sus clases sociales, así como el adaptarse a los cambios que se manifiestan y reconocer el impacto que tienen las plataformas digitales.

“La esencia es fundamental. No es cuestión de tener multitudes sino de estar presente. Tengo mi hueco en las redes, el que quiera que me siga, pero no haré nada solo para complacer a los demás”, puntualizó el locutor.

Su espacio en los medios lo buscó por sí mismo, ya que considera que, al no ser una persona muy simpática, su proceso ha sido más lento por el hecho de que “no adula a nadie” y en el ámbito laboral esa es una de las condiciones “que hay que tener” para que te apoyen.

Fuera del aire

“Fuera de los medios probablemente sea el más sencillo y humilde de todos los comunicadores. No me creo superior a nadie, pero tampoco me dejo avergonzar”, enfatizó durante la entrevista con periodistas de LISTÍN DIARIO en su residencia.

Como cualquier ser humano, Haime Thomás se define como una persona con pudor, honesto, solidario y con deseos de ayudar a los demás.

Para él, su familia es bastante reducida. Los más importantes son sus cinco hijos (tres varones y dos hembras) y tres hermanos.

Aunque dice que “no es tan familiar como otros”, entiende que su obligación debe ser proteger a sus allegados por encima de todo.

“Es importante aprender a criar con el ejemplo. No puedo enseñar solo con palabras sino con acciones. Por eso es que hay tantos problemas en el país porque se pregona una cosa y se hace otra, así no funciona, eso es disfuncional”, argumentó Frías Carela.

En lo que respecta a sus hijos, señala que por el momento ninguno de estos ha decidido inclinarse a los medios sino más bien a la producción de cine, la comunicación corporativa y la administración de empresas.

No se complica

Pese a los programas que posee como El Cafecito, El Patrón de la Tarde, Hora Estelar y el espacio Revista Haime Thomas aseguró que, aunque tenga muchos compromisos él “lo coge suave” y no se complica su vida.

“Me gusta el golf y lo juego los fines de semana. No ando en el medio, me relajo en mis momentos libres y no me mortifico por los problemas”, indicó.

Dificultades

Los años han transcurrido y el comunicador explica que nunca ha tenido algún inconveniente o amenaza por algún comentario emitido en sus programas.

“No hago comentarios para ser el número uno. Tengo gente que no quiere saber de mí, eso no me importa. Cuando hablo lo hago de forma categórica, pero me cuido para no decir falsedades. Trato de no hablar mal si tengo un problema personal con alguien”, destacó Haime Thomás.

Asimismo, calificó como pérdida de tiempo el hecho de responder comentarios negativos por parte del público en las redes sociales, pues considera que esa gente sin “intelecto” no tiene nada que hacer y ni siquiera lo conocen bien.

Aunque a lo largo de los años ha tenido sus “altas y bajas”, el locutor destacó que la comunicación “es lo que le gusta hacer”, por lo que pese a sentirse agotado o frustrado, en algunas ocasiones, sigue ejerciendo su labor sin problemas.

“Por momentos me siento desalentado y veo gente con tantos años en esta industria que deberían tener mejor calificación que yo y no la tienen. Para mí la universidad no es obligatoria, no vendan esa idea”, puntualizó.

Su vida en los medios

“Ha sido un proceso bastante difícil que me tomen en cuenta en Santo Domingo. Debemos hacernos sentir allá también, ya que aquí hay mucho talento y competencia. Mi equipo y mi forma de ser es lo que me ha llevado lejos”, aseguró el veterano comunicador.

Futuros proyectos

En lo que respecta a sus futuros proyectos, el comunicador adelantó que el programa estará involucrado con Youtube. Si bien no ofreció mayores detalles, dijo que se encuentra aliado a una mujer y que utilizarán las herramientas de la comunicación para desarrollar “otras áreas” en las que no ha estado involucrado por tanto tiempo.

Consejos.“Le digo a los jóvenes que un título universitario no te hace. La clave está en la práctica y el deseo de crecer. A partir de ahí es que se comienza para poder llegar a una posición”, expresó.

Igualmente, sostuvo que las generaciones actuales tienen todas las herramientas y la tecnología, por lo que solo es cuestión de “saberlas aprovechar”.

“Tanta gente que tiene posibilidades y no se esfuerza. No hay gente dispuesta ahora, así no se llega a nada. Esta generación quiere lo fácil. El que es vago no se supera, ellos no tienen derecho a nada”, opinó. listindiario